decoración de oficina

Cómo reacondicionar una oficina

La oficina es nuestro lugar de trabajo, donde pasamos gran parte del día. Por esto es importante que sea un ambiente donde te sientas a gusto y donde además te puedas relajar, para descansar la mente y seguir adelante con el trabajo. Existen muchos tipos diferentes de oficinas, cuestión a tener en cuenta a la hora de pensar en decorarla o ambientarla. En primer término se debe determinar si es compartida, advertir cuantos trabajan en ella, o bien si tenemos la comodidad de que ésta sea para nosotros solos.

El orden es fundamental

Sea cual fuera el caso, no podemos ni debemos dejar de lado la apariencia de la misma, especialmente porque el orden a la hora de concentrarnos es fundamental. Por esto mismo se recomienda tener archivadores o bibliotecas para colocar las diferentes carpetas, y no tener papeles dando vuelta que aparte de molestar la vista, se puedan llegar a extraviar.

Del orden a la decoración

Una vez conseguido cierto nivel de organización, estamos en condiciones de pasar al tema decoración. Allí, debemos entender que un ambiente divertido es mucho más propicio que uno aburrido, y no estamos hablando de resignar la elegancia y sobriedad de la misma, si no de ver que hay  grupos  de diseñadores en el mundo pensando en esto.

 

Si no nos animamos a cambiar todo o no podemos por el estilo que debemos seguir, lo que podemos intentar es encontrar accesorios que proporcionarán elegancia y a la vez un toque diferente, como por ejemplo cambiar el sillón viejo por uno moderno y con un color más vivo.

Por su parte, existen artículos de oficina que son de lo más atractivo, con lámparas que vienen de muchas formas y colores diferentes, además de colgantes de pie e incluso de escritorio. Siempre es aconsejable jugar con la iluminación, dándole más énfasis a los sectores que deseamos resaltar como por ejemplo el escritorio.

Asimismo, podemos animarnos a colgar un cuadro encima del sofá o detrás del escritorio, un portarretratos digital donde descarguemos imágenes que nos hagan sentir bien, o un acuario con peces que ayuda mucho a la relajación. Todos estos son pequeños detalles que nos pueden cambiar la forma de trabajar.

El juego e interacción de colores puede ser sutil, jugando un poco más con los colores neutros. Si te hace falta más inspiración, visita este artículo donde te dan 50 ideas para oficinas en casa.

Por otro lado, ten en cuenta que tampoco es necesario cambiar toda la oficina para modernizarnos un poco, ya que con una base de pintura, una buena iluminación y algunos accesorios modernos  podremos sentirnos más confortables en el lugar de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *